CDA Historia Ep.3 – La Inmaculada Recepción

cap 3 2
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

Tercer programa de la serie que Cortina de Acero va a dedicar a la historia de Steelers. Es un honor volver a contar con el mítico Raúl Cancio, @ignatiusfinch en twitter, para hablar sobre la que fue la primera piedra en la construcción de la parte mas gloriosa de la historia de Steelers.

La jugada de todos los tiempos, la Inmaculada Recepción.

Últimos podcast

Cortina de Acero – Face to Face 1×02

¿Vamos a aplastar a los cowboys? Después de la marcha triunfal del equipo que continua invicto(7-0), la Steelers nation aún se pregunta si el equipo

Cortina de Acero – Face to Face 1×01

Estrenamos nuevo programa bajo la marca Cortina de Acero. Un espacio en que se debatirá cara a cara entre dos personas sobre un tema de

Últimas entradas al blog

Marty, uno de los nuestros

Hace muchos años hice un viaje por el Languedoc, y en Carcassonne, adquirí un precioso mural, elaborado en papel apergaminado, en el que se trazaban

Pensando en el draft

Para desgracia de toda la Steelers Nation, la temporada de nuestro equipo ha terminado de forma abrupta y descorazonadora. Y como el resto de las

Del Manzanares a los tres ríos

Nuestra historia comienza en Madrid, cuando los Morales se despiden de sus seres queridos y vecinos, y ponen rumbo a Estados Unidos, como lo hicieron

Las primeras mil

En la NFL, lo que separa a los buenos running back de los del montón, es una cifra. Una cifra redonda que injustamente define si

Por qué soy de los Steelers 9.0

Hay muchas elecciones que llegan a trascender tu vida sin que te des cuenta de ello, muchas de ellas se toman de manera consciente, otras

Sí es país para viejos

            Los que ya peinamos canas, nos asomamos maravillados a las retransmisiones deportivas de toda índole, con la ilusión como espectador de que, cada día

Gatorade, Old Spice y Nespresso.

De veras pensé que este año era el nuestro, de veras lo pensé. Ganábamos los partidos casi sin querer, hasta los que jugábamos fatal. Una

Cerrar menú